Compartir

Imagínate beber el zumo de pomelo, comer un trozo de naranja y deshacerse en dulzura y felicidad… Te presento una fruta que para siempre puede cambiar tu idea de qué dulce puede ser la gama de sabores:

Synsepalum dulcificum.

La fruta de Synsepalum dulcificum es una planta tropical originaria del oeste de África. A éstas plantas se las conoce como “fruta milagrosa» o «fruta mágica» debido al contenido de miraculina en su pulpa. Es una glicoproteína que silencia en la boca las papilas gustativas del sabor ácido y excita las del dulce, engañando al celebro con la ilusión de que ha probado algo dulce. La lengua al reconocer los sabores se confunde durante un periodo prolongado que abarca desde los 15 minutos a las dos horas después de comer la fruta milagrosa, así que ningún alimento ácido como limones, mandarinas o vinagre saben ácidos, sino que tiene un sabor dulce venenoso.

La fruta milagrosa en sí misma no tiene ningún sabor definido ni extraño.  No se la añade a los platos como ingrediente, sino que se la mastica lentamente antes de empezar la comida, para que la glicoproteína se extienda en la lengua.

Las propiedades de la «fruta milagrosa» o «fruta mágica»  le han dado el empleo como edulcorante substituto del azúcar en alimentos dietéticos para el control de la obesidad de la forma fructífera.

Además ha cobrado una gran popularidad en ciudades como Nueva York, donde se organizan «viajes de sabor», reuniones donde aficionados prueban diversos alimentos después de ingerir la «fruta milagrosa», con el fin de llevar las papilas gustativas al límite. Beber un café cortado con una cucharada de vinagre añadida parece imposible, ¿no? ¡Resulta que la fruta milagrosa masticada antes del cafecito puede convertirlo en un placer para tu paladar! Aquí te presento ejemplos de algunas opiniones e impresiones después del contacto con la miraculina y el producto degustado:

Pomelo: “Tan dulce que se podría comer hasta la cáscara como si fuera un caramelo”

Cebolla blanca: “Dulce con un picante extraño”

Limón:  ”Deliciosa dulzura, como si lo hubiesen bañado con azúcar”

Fuente: cukmi.com

 

Muchas veces nos amargamos la vida… ¿por qué una vez no degustarla bajo la influencia de la miraculina?

[colored_box color=»red»]Vocabulario:

deshacerse: descomponerse; en sentido figurado: fundirse, fusionarse algo, formar uno y no pensar en otras cosas.

glicoproteína: molécula formada por un azúcar unido a una proteína.

prolongado: largo, que dura mucho tiempo.

abarca: que llega de un lugar a otro, que ocupa.

masticar: acción de usar los dientes para procesar la comida.

milagrosa: que hace milagros, cosas o efectos muy sorprendentes, que parecen cosa de magia o acción divina.

edulcorante: producto que da sabor dulce a las cosas, por ejemplo el azúcar o la sacarina.

[/colored_box]

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.