Compartir

Hoy os ofrecemos otra receta sacada del baúl de mi amiga Olga. Un placer culinario, un placer vegano pero que está bien rico y recomendable para todos los gustos. Hoy tenemos arroz con soja y verduritas. Os dejo con sus palabras para poder introducir esta receta:

«Con frecuencia, cuando la gente quiere adelgazar, sigue unas pautas estándar con lo que ellos piensan que no engorda. Suelen ser pautas aburridas. Y, como voy a seguir comiendo así toda la vida, yo no quería aburrirme. No hay nada peor que repetir platos una y otra vez. Hasta hace nada, yo seguía las recetas al pie de la letra. Algunas salían bien y otras menos bien. Otras terminaban en el cubo de la basura directamente (las menos, creo que solo me ha pasado dos veces y la mitad de una me la comí con mucho esfuerzo). Pero, después de leer muchas recetas, vi que hay técnicas que se repiten en todas. Y me lancé. Ya que me metía en la cocina, iba a investigar. Y un día me hice este arroz con soja texturizada y verduritas».

Ingredientes (para 1 persona):

  • 30 gramos de arroz integral
  • un vasito de caldo de verduras (la que admita la soja)
  • 60 gramos de soja texturizada fina
  • una zanahoria y media grandecitas a dados
  • un calabacín grande cortado en forma de dados
  • una cebolleta a tiras finas
  • aceite de oliva
  • vino blanco
  • sal

Preparación:

Se cuece el arroz. La receta dice echar una medida de arroz por cada tres de agua y llevarlo a ebullición (cuando el agua hierve): una vez que hierve, se cuece de 20 a 45 minutos, con el fuego ya bajito y con tapadera. Fijaos bien en las instrucciones del paquete de arroz que compréis. Al agua se le echa sal.

En un cuenco, se pone la soja texturizada  con el caldo de verduras calentito. La cantidad de caldo es la justa para que la soja se esponje (beba todo el caldo), pero sin que quede bañada en caldo.

En una cazuela, se pone a calentar aceite de oliva (un chorrito pequeño) con la cebolleta picada. Cuando está bien doradita, se le echa la zanahoria y el calabacín todo junto, picadito a dados. El calabacín queda blandito y la zanahoria un poquito crujiente.  Se deja un poco al fuego en la sartén unos minutos y luego se añade vino blanco (un chorrito: no, no hace falta bañar las verduras, ni siquiera tiene que cubrirlas) y se tapa. ¿Cuánto tiempo? Ahhh… Gran pregunta. Como ley, con el fuego bajo, ponedlo diez minutos e id probando.

Cuando la verdura esté a nuestro gusto  y el caldo se haya evaporado ya, se añade la soja texturizada. No hay que escurrirla porque le eché poco caldo, pero puede que os guste más seca, porque queda muy jugosa. Se le dan unas vueltas y se añade el arroz. Se sirve.

Queda un plato con un ligero sabor a vinito y caldo de verduras, un arroz muy rico.

He puesto para una persona, pero en realidad yo creo que comen dos de este plato…

Cuando lo hagáis, nos escribís.

Entrada publicada originalmente el 15 de noviembre de 2013. Revisada y actualizada el 26 de mayo de 2024.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.