Compartir

(Viene de Va de cojones la cosa)

Si usamos prefijos y sufijos…

  • a-  expresa miedo:

Salí de la película Scream acojonado. No he pasado más miedo en mi vida.

  • des- indica risa o felicidad:

Cuando veo las películas de Leslie Nielsen, acabo descojonado y llorando de la risa.

  • -udo se usa para hablar de perfección o de alta calidad

Esta pizza está cojonuda: ¡me encanta el beicon!

  • -nante significa que provoca una gran impresión

Aquella sí que fue una experiencia acojonante.

Y si combinamos preposiciones…

  • de implica éxito o la intensidad de la acción

Esta tarta de chocolate te ha salido de cojones, está buenísima.

Este invierno está haciendo un frío de cojones. Seguro que luego en verano hace un calor de cojones.

  • por se usa en expresiones que indican intransigencia, casi imperativo

Tú puedes decir que no, pero por mis cojones que sí que bebemos este vodka.

  • hasta indica el límite de nuestra tolerancia

Mi mujer me ha dicho que está hasta los cojones de ver fútbol en la televisión todos los días.

Hasta-los-cojones

  • con añade valor y valentía a la acción. También aceptación positiva de algo.

Si te gusta esa chica, tienes que ir y hablarle ahora. Con dos cojones.

¿Has conseguido aprobar el examen? Bravo, con dos cojones.

Por supuesto, también influyen el color, el tamaño, la posición…

  • El color violeta expresa el frío:

Al bañarme en diciembre en Vigo, se me quedaron los cojones morados.

  • La forma puede explicar el cansancio, dejadez o cabezonería:

Nunca salía de casa, tenía los cojones cuadrados.

Siempre que alguien propone un plan tú, tío, dices que no. Tienes los cojones cuadrados.

  • El desgaste implica experiencia:

Ha hecho tantas veces este viaje que ya tiene los cojones pelados.

  • Es importante el tamaño y la posición dan significa de seguridad y afirmación:

Es un hombre con principios: tiene dos cojones grandes y bien plantados.

Esta gente tiene sus ideas y las mantiene, lleva los cojones en su sitio.

  • Excepto si su posición no es la habitual: tenerlos en el cuello significa tener miedo:

Había bebido varias cervezas, por eso al ver el control de alcoholemia se me pusieron los cojones de corbata.

Monumento a Espartero en Madrid

  • Pero el tamaño tiene un límite, algo más grande ya significa que es torpe, que no se sabe hacer cosas o que se hacen mal:

Esa sí que era una mujer valiente, tenía los cojones como los del caballo de Espartero.

Este tío de mi oficina nunca hace nada, cuando camina se pisa los cojones.

A mi novio no le puedo pedir que me ayude en casa, le cuelgan los cojones.

Y, para terminar:

  • No podemos olvidarnos del verbo acojonar, que significa provocar miedo, asustar o también impresionar:

Caminar de noche, sola y por una calle sin luz acojona mucho.

Me acojonas cuando te enfadas así.

Vuestra capacidad de leer todo este artículo hasta aquí me acojona.

  • Y su casi contrario, el verbo descojonar que significa reirse mucho, divertirse:

Siempre me descojono con tus chistes.

  • Y también de que la simple palabra cojones puede funcionar como interjección y significar sorpresa. O casi cualquier cosa.

¡Cojones! Qué fría está el agua.

Esto furioso ¿por qué no funciona esto? ¡Cojones ya!

¿Quieres practicar un poco? A ver si puedes traducir estas frases en nivel normal a una forma más coloquial:

  1. Hummm, esta comida está deliciosa.
  2. Tu idea no es mala pero vamos a hacer las cosas como me sale de los cojones.
  3. Miguel ¿no puedes caminar más rápido? ¡Qué pachorra tienes! Siempre vas muy lento.
  4. ¡Hace muchísimo frío ahora!
  5. Si le tocas los pies, tiene tantas cosquillas que se mea de risa.
  6. Mira, ya me tienes harto con tus mentiras.
  7. A mi profesor le molesta mucho cuando hablamos mientras él intenta explicar algo.

[toggle title=»Soluciones»]

  1. Hummm, esta comida cojonuda / de cojones.
  2. Tu idea no es mala pero vamos a hacer las cosas como me sale de los cojones.
  3. Miguel ¿no puedes caminar más rápido? ¡Qué pachorra tienes! Siempre vas arrastrando los cojones / te pisas los cojones .
  4. Si le tocas los pies, tiene tantas cosquillas que se descojona.
  5. ¡Hace un frío de cojones!
  6. Mira, ya me tienes hasta los cojones con tus mentiras.
  7. A mi profesor le toca mucho los cojones cuando hablamos mientras él intenta explicar algo.

[/toggle]

Bueno, siempre cabe la posibilidad de alguien ahora piense:

En ese caso: gracias. Pero no es tanto. Y de verdad que esta palabra se usa tanto que no es difícil hablar de ello.

Fuentes:
http://www.albaiges.com/fci/skatologia/usopalabracojones.htm

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorVa de cojones la cosa (español coloquial)
Artículo siguienteColores con sabor a expresiones
Profesor de español desde 2006. Siempre interesado en la creación y en la difusión de la palabra escrita empecé en el instituto editando la revista del centro hasta que se convirtió en un fanzine independiente. He trabajado en la escuela de español Instituto Español Sin Fronteras, la Universidad Leon Kozminski y Jezykopolis en Varsovia y actualmente colaboro como profesor en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Intento colaborar como moderador en varios grupos de profesores de español en Facebook y también creando materiales para www.ProfeDeELE.es

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.